jueves, 28 de abril de 2016

ASUNCIÓN DELGADO

Bibliotecaria y poetisa.




Nacida en Ceclavín, Cáceres, en 1919, falleció en Badajoz en 2007. Fue una poetisa española.

Con tan solo once años publica sus primeros versos en la prensa extremeña. Su primer poemario lo publica siendo muy joven, Agua de abril (1942), lo que le valió para ser citada como joven poeta lírica en la Historia de la Literatura Española del profesor Valbuena Prat.

Aunque en toda su vida no dejó nunca de escribir poemas, pasarían años antes de que volviera a publicar nuevos poemarios: Castillo rojo (1979), El viñador del alba (1992) y Sonatas a Extremadura (1999).

El 31 de mayo de 2014 se le realiza un homenaje póstumo en su pueblo natal dentro del Encuentro de escritores extremeños de dentro y fuera de Extremadura, organizado por los hermanos Herrero Uceda y el poeta José Iglesias Benítez, presidente de la Asociación cultural Beturia.

Fuente: Wikipedia

HETHA MARKS AYRTON

Eminentísima científica y sufragista, amiga de Marie Curie, protectora de sufragistas y defensora de los derechos de las mujeres.





Hertha Ayrton, de soltera Phoebe Sarah Marks, nació el 28 de abril de 1854, en Portsea, Inglaterra, la tercera de los ocho hijos de Levi y Alice Teresa (Moss) Marks. Levi Marks, un relojero y joyero, había huido de su Polonia natal de joven para escapar de la persecución antisemita. Murió en 1861, dejando a la familia con deudas. Alice Marks luchó para mantener a su numerosa familia a través de los ingresos de la costura y se las apañó para ser activa en empresas cívicas y filantrópicas. Se decía que siempre han estado "a la entera disposición de todo el mundo y nunca saben rechazar una petición de ayuda '' (de Sharp 1926, 5).

A la edad de nueve años, Marks fue a Londres para vivir con su tía materna, Marion Harzog. Marion y Alphonse Harzog eran dueños de una escuela, donde eran educados sus propios hijos. En Cambridge, Numa Harzog enseñó matemáticas a su prima Sarah, y Marcus Harzog influenciado por sus puntos de vista filosóficos, le presentó a algunos de los intelectuales locales. Muchos amigos y conocidos de la jóven Marks incluyeron a George Eliot.

Durante su adolescencia Sarah Marks adoptó el nombre Hertha, después de leer el elogio a la diosa teutónica de la tierra, de Swinburne en un poema popular que atacó los puntos de vista religiosos convencionales. Esta transformación coincidió con la salida de las Marks de la religión judía, que decepcionó enormemente su madre devota. Marks se consideraba agnóstica para el resto de su vida, pero ella siempre se mantuvo orgullosa de su herencia judía.

Ella se mantuvo económicamente gracias a las tutorías docentes y su trabajo de bordado, enviando gran parte de sus ganancias a su familia empobrecida. Su sueño de una educación universitaria se hizo económicamente posible en gran medida gracias a los esfuerzos de Mme. Barbara LeighSmith Bodichon, una de las fundadoras de la Universidad de Girton.

Mme. Bodichon, una mujer de talento y poco convencional que había estudiado en el marco del artista Camille Corot, fue una apasionadamente interesada ​​en la promoción de la educación superior para las mujeres. Marks entró Girton en 1876 después de haber pasado el examen de la Universidad de Cambridge para la Mujer en 1874 con honores en Inglés y matemáticas. Su progreso fue impedido por los repetidos brotes de enfermedades de origen incierto y estropeada por decepcionantes resultados en los exámenes. Fue entrenada por Richard T. Glazebrook y completó el examen final de Cambridge en 1881. En ese momento a las mujeres no se les permitía la posesión del título universitario, a pesar de que si estudiaran.

Durante varios años Marks se sustentó mediante la enseñanza. En 1884 se patentó un divisor de línea, un instrumento para dividir una línea en cualquier número de partes iguales. Era de uso potencial para los artistas, arquitectos, ingenieros y topógrafos. Ella siempre había estado interesada en los dispositivos mecánicos (quizás reflejando la influencia de su padre) y la capacidad que mostró en matemáticas. Después de este éxito, logrado con el apoyo financiero parcial de Mme. Bodichon, empezó a considerar seriamente una carrera científica. El campo popular y técnicamente prometedor de la electricidad captó su interés, y Mme. Bodichon, una vez más, llegó al rescate con fondos.

Marks comenzó los estudios en la Escuela Técnica de Finsbury en el año 1884 bajo el profesor de física y notable ingeniero eléctrico William Edward Ayrton.

Un viudo con una hija pequeña, Ayrton estaba muy a favor de la educación de las mujeres y los derechos legales. La relación entre el profesor y su alumna se profundizó, y se casaron el 6 de mayo de 1885.

El matrimonio de Marks la alivió la presión económica. Ella siguió su campo elegido durante varios años, dando una conferencia a las mujeres sobre la electricidad práctica en 1888. Sin embargo, la combinación de la mala salud, las responsabilidades domésticas y sociales añadidos de su matrimonio y el nacimiento de su hija Barbara (el nombre de la Sra. Bodichon), dejaron a la ya Sra. Ayrton poco de tiempo para el trabajo profesional durante los próximos años. La muerte de Mme. Bodichon en 1891 dejó a Hertha Ayrton muy triste. Pero Mme. Bodichon fue una buena benefactora tanto en la muerte como en vida, dejando a Ayrton una suma que le permitió mantener a su anciana madre y contratar a un ama de llaves.

Ayrton reanudó su trabajo en 1893. En primer lugar se hizo cargo de algunos de los experimentos en curso del Profesor Ayrton en el arco eléctrico, mientras viajó a un congreso sobre eléctricidad. Pronto se vio envuelta en sus propias investigaciones del arco. Una larga serie de documentos que Ayrton incorporó en un libro completo sobre el arco publicado en 1902.

La IEE otorgó a Hertha Ayrton un premio de 10 £ en 1899 por su papel en el arco sibilante y tomó la inusual decisión de permitir que una mujer leeyera su propio papel. En el mismo año, la IEE eligió a Ayrton su primera mujer miembro.

Con su reputación profesional establecida, las puertas comenzaron a abrirse para Ayrton. En 1899 leyó un documento presentado en la reunión de la Asociación Británica. Demostrando el arco eléctrico en la Royal Society, y presidió la sección de ciencia del Congreso Internacional de la Mujer. Al año siguiente lee un documento sobre el arco en el Congreso Internacional eléctrico en París.

Ayrton pronto gastó cantidades enormes de tiempo cuidando a su marido, cuya salud estaba fallando rápidamente. Se volvió a su necesidad de aprovechar mediante el análisis de patrones de ondulación de la arena mientras descansaba en la orilla del mar en 1901. Estos estudios llevaron a cabo trabajos adicionales sobre la hidrodinámica. Ella también se realizó una gran parte de las investigaciones del carbono reflector, encargados a su marido por el Almirantazgo británico. William Ayrton murió en 1908.

En 1906 la Royal Society otorgó Ayrton la medalla Hughes por sus investigaciones experimentales del arco eléctrico y también por su trabajo en ondas de arena. A pesar de esto y otros honores, aparentemente ella fue la primera mujer de leer su propio papel en la Royal Society. Pero la sociedad se negó a elegir a su compañero, decidiendo que como mujer casada que no estaba calificada para la elección.


Ayrton era vivaz, atractiva, independiente y abierta, sin embargo, adecuada y considerada con los demás. Aunque diminuta en estatura, causaba una fuerte impresión en la gente. Incluso un detractor atestigua su "considerable encanto personal" (Armstrong 1923), una cualidad que contribuyó a sus éxitos. Tenía muchos amigos de quien recibió mucho apoyo y aliento.

Una amiga con quien sintió una afinidad muy especial fue Marie Curie. Que también se esforzó por hacer malabares con la familia y la carrera en una sociedad que no está dispuesta a apoyar una combinación tan extraordinaria. Ambas mujeres fueron acusadas ​​repetidamente de montar en faldones científicas de su marido. '' Un error que se atribuye a un hombre lo que era en realidad el trabajo de una mujer tiene más vidas que un gato ", escribió Ayrton en defensa de Marie Curie (de Sharp 1926, 117), pero, sin duda, con sus propias experiencias en la mente. Durante 1912 Ayrton proporcionó un refugio para Curie y sus hijas, lo que permitió a la famosa física recuperarse de forma anónima estrés y la enfermedad.

Los valores personales y sociales de Ayrton fueron profundamente afectados por sus experiencias directas con la pobreza y la discriminación. su identificación con su herencia judía, y el ejemplo de su madre de la generosidad y la autosuficiencia. Ella era activa en causas benéficas, así como en el movimiento sufragista. Ella afirmó que la lectura de la historia de Vasti en el Libro de Ester como un niño había hecho una sufragista de ella. Ayrton tomó parte en las manifestaciones de 1910, soportando el abuso físico y verbal labrado sobre los manifestantes, así como la desaprobación de sus conocidos más conservadores. Además, asistió a huelguistas de hambre del movimiento de regreso a la salud bajo la sombra de la policía y las constantes de prensa de vigilancia.

En 1915 Ayrton inventó un ventilador para disipar y aclarar gases venenosos de las trincheras en el frente. El dispositivo de accionamiento manual trabajado mediante la creación de vórtices de aire similares a los vórtices de agua que había investigado antes. Ayrton lo promovió con el celo de un cruzado. Por desgracia, el más barato abanico de madera y lona apareció casi ridículamente simple. Se requiere una técnica de golpeo específica y sólo era eficaz en vientos de menos de nueve millas por hora (aunque en 1917 Ayrton desarrolló un ventilador accionado mecánicamente para utilizar con vientos fuertes). La indiferencia junto con los errores burocráticos y retrasos impidió el ventilador Ayrton sea utilizado ampliamente. una frustración que ella emocionalmente agotado y le dolía profundamente.

Después de la guerra trabajó en Ayrton modificaciones del ventilador para fines municipales e industriales. así como la teoría de los vórtices. Ella se unió al Partido del Trabajo y se involucró con la recién fundada Federación Internacional de Mujeres Universitarias y la Unión Nacional de Trabajadores Científicos, ambos de los cuales hizo un llamamiento a sus sentimientos internacionalista y democrático. Ayrton murió de septicemia en Sussex el 26 de agosto de 1923. Dejó la considerable suma de £ 8.160 a la EEI, la organización que la había acogido sin perjuicio y ayudó a lanzar su carrera.




Su Obra:

Ayrton hizo contribuciones significativas a la tecnología del arco eléctrico. El arco de corriente continua fue de importancia comercial e industrial importante cuando comenzó su investigación en 1893, ya que fue ampliamente utilizado para la iluminación. El problema técnico principal era '' asegurar la máxima producción de luz de un determinado gasto de energía en el generador '' (Ayrton, al eléctricos son de 1902. vii). lámparas de arco estaban plagados de problemas. Ellos silbaban, pulverización catódica. hummed. y se hace girar. la producción de iluminación inestable en una matriz de cambio de colores. Su calor derritió la mayoría de los materiales, un desafío tor aquellos que deseaban concebir aislantes adecuados. Dado que los electrodos de arco se consumieron durante el funcionamiento, la longitud del arco cambia continuamente, lo que requiere que se realicen ajustes en el circuito y en la posición del espejo en los reflectores.

Ella contribuyó a una mejor comprensión de este tema mediante la determinación de las relaciones entre la energía suministrada, el potencial a través del arco, la corriente y la longitud del arco. Se encontró que el potencial necesario para enviar una corriente dada a través de un arco de longitud fija dependía principalmente de la naturaleza de la superficie de la depresión (cráter) que se forma en la punta de la carbono positivo durante el funcionamiento. Su / e vigor gira fue su análisis del arco sibilante, cuya inestabilidad se presenta un problema de ingeniería desconcertante. Se encontró que esta condición no deseable como resultado de la oxidación del carbono positivo. (En el arco estable se produjo sólo vaporización del carbono.) Ayrton mostró que las prácticas actuales en los carbonos señor fabricación condujeron a la formación de arcos silbantes, y se recomienda cambios en su diseño. '' El arco más eficiente '', concluyó en su libro, 'que se obtendría con carbonos infinitamente delgadas y una infinitamente arco corto "(Ayrtons el arco eléctrico, 1902, 389). El ingeniero debe sopesar este caso ideal contra la tendencia de carbonos delgadas para producir silbidos arcos y Bunn a cabo rápidamente.

El libro de Ayrton en el arco fue bien recibido. Ella presenta una descripción general y un análisis del arco de corriente continua y demostró que sus teorías explicarían los resultados de otros observadores. El libro también incluye un estudio histórico útil y bibliografías.

Su trabajo condujo a mejoras en el tamaño, forma y posición de los carbonos del reflector. A su recomendación de los electrodos de carbono en forma de British Almirantazgo a la espuma adquirirían durante bunking constante, disminuyendo así el tiempo necesario para que esto ocurra. También diseñó la mejora de carbonos y casas de lámparas para proyectores de cine. Ayrton sacó ocho patentes entre 1913 y 1918 (Mather 1923).

Ayrton hizo contribuciones originales a la hidrodinámica en sus estudios sobre el movimiento de la polea y vórtices de agua. Ella aplicó estos resultados a los vórtices de aire en su invención del ventilador de Ayrton. Su trabajo fue finalmente sus raíces en la tradición de la ingeniería. Ella no estaba motivado o guiado por modelos físicos teóricos o por cuestiones de amplio significado teórico. Su educación no la había preparado para este tipo de enfoque. enfoque concreto de Ayrton y el estilo de análisis adecuados a sus intereses, y era apropiado para un ingeniero de su tiempo. Tal vez su contribución más duradera iba a ser un modelo a seguir para otras mujeres y para abrir puertas profesionales Un poco más ancha para ellos.

**Bio extraída y traducida de la web CONTRIBUTIONS OF 20th CENTURY WOMEN to PHYSICS (falta revisión completa)

Bibliografía

Obras de Hertha Marks Ayrton
Trabajos científicos

"Los usos de una línea divisora". PM 19 (1885): 280-285 (como S. Marks).
"El arco eléctrico." El 34 (1894-1895): 335-339, 364-368, 399-401, 471-475, 541-545, 610-616; 35 (1895): 418-421, 635-639, 743-748; 36 (1895-1896): 36-39, 225-228, 539-542.
"Sobre las relaciones entre las curvas de arco y las proporciones de los cráteres con carbonos positivas tubulares." RBAAS 67 (1897): 575-577.
"La caída de potencial en los carbonos del arco eléctrico." RBAAS 68 (1898): 805-807.
"El silbido del arco eléctrico." ER 44 (1899): 526-528, 567-568, 614-616, 657-658.
"El silbido del arco eléctrico." JIEE 28 (1899): 400-430; discusión sobre 431-435, 438-450.
"La razón para el silbido del arco eléctrico." Nat 60 (1899): 282-286, 302-305.
"La luz emitida por el arco de corriente continua." El 45 (1900): 921-924, 966-967.
El arco eléctrico. ElPub de 1902. Comentario: W. W., ETZ 24 (1903): 14.
"El mecanismo del arco eléctrico." Un PTRSL 199 (1902): 299-336.
"Nota sobre la carga y la descarga eléctrica a una distancia". Nat 65 (1902): 390.
"En el movimiento no periódico o residual del agua en movimiento en las ondas estacionarias." Un ProRSL 80 (1908): 252-260.
"El origen y el crecimiento de ondulación-marca". ProRSL A 84 (1910): 285-310. leer originalmente en 1904.
"Las diferencias locales de presión cerca de un obstáculo en agua oscilante". ProRSL A 91 (1915): 405-410.
"En un nuevo método de conducción fuera de gases venenosos." ProRSL A 96 (1919-1920): 249-256.
"vórtices primarios y secundarios en los fluidos oscilantes: su conexión con la fricción de la piel." Un ProRSL 113 (1926): 44-45.

Trabajos sobre Hertha Marks Ayrton

Armstrong, H. E. "La señora Hertha Ayrton". Nat 112 (1923): 800-801.
"La muerte de la señora Hertha Ayrton Una mujer distinguida científica"; y "la señora Ayrton". El 91 (1923): 227; 211.
El 58 (1906): 278. Presentación de la Medalla Hughes a la Sra Ayrton.
El 91 (1923): 469. Legado de la señora Aynon, que aparece en "artículos personales."
Mason, J. Hertha Ayrton (1854-1923) y la admisión de las mujeres a la Royal Society de Londres "NRRSL 45 (2) (1991):.. 201-220 Recibidas mientras este volumen estaba en prensa.
Mather, T. "La señora Hertha Ayrton". Nat 112 (1923): 939.
Nat 75 (1906): 36. Presentaflon de la Medalla Hughes a la señora Ayrton.
Sharp, E. Hertha Ayrton. Arn de 1926.
Troner, A. P. "El trabajo de la señora Ayrton en el arco electrónico." Nat 113 (1924): 48-49.

Otras referencias

Swinburne, A. C. "Hertha". En el siglo Lecturas para un curso de literatura Inglés, edición de J. W. Cunliffe, 899-901. Cen 1917.

miércoles, 27 de abril de 2016

JANE ADDAMS

Socióloga y reformadora estadounidense. Madre del trabajo social.





Nació el 6 de septiembre de 1860Estudió en el Rockford Female Seminary de Illinois y durante un viaje a Europa (en 1887-1888) visitó el centro comunitario Toynbee Hall, en Londres, que encendió su interés por el trabajo social. Resuelta a crear algo parecido en Estados Unidos, el año 1889 fundó en Chicago la Hull House, institución social dedicada a los inmigrantes, con guardería infantil y diversos programas de educación.

Junto a su labor en esta institución, que ofrecía toda clase de prestaciones sociales a los desfavorecidos y que dirigiría hasta su fallecimiento, trabajó en favor del voto femenino y del pacifismo, y presionó a los sucesivos gobiernos en defensa de los derechos de la mujer, de los niños y de la juventud. En 1910 fue la primera mujer que ocupó la presidencia de la Conferencia Nacional de Asistencia Social.

Ardiente pacifista, en 1915 fue presidenta del Congreso Internacional de Mujeres y colaboró en la formación de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad, y de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles; sus esfuerzos en pro del sufragio femenino se vieron recompensados cuando en 1920 se aprobó la XIX Enmienda, que incluyó en la constitución americana el derecho a voto de las mujeres. Jane Addams escribió, entre otras obras, Democracia y ética social (1902) y Paz y pan en tiempos de guerra (1922). En 1931 recibió el premio Nobel de la paz, que compartió con Nicholas M. Butler.




Su contribución mediante una militancia directa y las diversas y numerosas publicaciones que hizo en el campo la relacionan estrechamente con elmovimiento sufragista de los años 20 y la convierten en una figura pública más que relevante. Fue una mujer muy comprometida con los desequilibrios de su tiempo y luchó durante su vida por losderechos de los sectores menos favorecidos.

En este sentido, también su vida personal, que llevo con naturalidad y dignidad, primero junto a Ellen Starr, después junto a Mary Rozet Smith durante los más de treinta años que duró su relación y que ellas definieron como matrimonio, fueron armas contra la injusticia y la invisibilidad de las minorías sexuales o sociales. El papel de Addams por la normalización del lesbianismo en un tiempo no demasiado propicio para ello ha sido uno de los jaques más relevantes a la cultura heteronormativa por parte de un personaje femenino. Su profunda contribución a la sociedad en general provoca que los detalles de su vida personal queden en cierto modo en segundo plano, pero no por ello la hacen menos valorable, sino todo lo contrario. Su particular historia enriquece de forma muy loable la historia del lesbianismo social y cultural.

Jane Addams fue la primera mujer que ocupó la presidencia de la Conferencia Nacional de Asistencia Social, la primera mujer en recibir el título honorario de la Universidad de Yale, la primera presidenta del Congreso Nacional de Organizaciones Benéficas, la primera presidenta del Comité Administrativo de Escuelas y presidenta del Congreso Internacional de Mujeres de La Haya y miembro de la prestigiosa Escuela de Chicago, precursora de la sociología académica, entre otros cargos.

Jane Addams fue una mujer excepcional, de esas mujeres que la historia DEBE recordar, y las mujeres del mundo, también.
Fuentes: MiraLES, biografías y vidas, biography.com, history.com
Ortega Bowens, Rebeca: Jane Addams. Ed. Univ. de Valencia. En pdf

domingo, 17 de abril de 2016

SOFIA CASANOVA

La mujer que entrevistó a Trotski y narró los horrores de la I Guerra Mundial.




Junto con Carmen de Burgos, Sofía Casanova fue una de las primeras reporteras de guerra españolas.

Era la hija primogénita de un matrimonio gallego, nacida en 1861 en Almeiras, La Coruña. Su padre abandonó a la familia cuando ella y sus dos hermanos eran pequeños y su madre tuvo que trabajar duro para asegurarles la subsistencia (se dedicaba, entre otras cosas, a vender huevos ¡a Inglaterra! desde A Coruña). Aunque estaba bien conectada (la familia era más o menos aristocrática) no tenían fortuna. Se trasladó muy joven, junto con su familia, a Madrid, para poder estudiar y formarse. Con solo 15 ó 16 años frecuentaba varias de las tertulias en la capital de España, donde ya se ponía de manifiesto su sed de conocimiento y de saber. En estos círculos conoció al profesor, filósofo y diplomático polaco, Wincenty Lutosławski, con quien se casó en 1887, cambiando su residencia a Polonia. La pareja y su familia viajaban cada año a Galicia durante el período de verano, lo que le permitió a Sofía mantener una relación directa con su tierra. Sus desplazamientos continuos, como consecuencia de la carrera diplomática de su marido, los combinó con su trabajo de periodista y con su estudio de los idiomas de los países donde residió, lo que le permitió dominar ocho lenguas diferentes.



Esta actividad por toda Europa le permitió vivir acontecimientos como la lucha de las sufragistas en Inglaterra, el desenvolvimiento del sindicalismo, la formación del Partido Bolchevique en la Rusia zarista y, sobre todo, la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial, y la persecución de los judíos por el régimen nazi en el gueto de Varsovia.

Como mujer comprometida con su época, y también para poder alimentar y sufragar sus necesidades y las de sus hijas, escribió crónicas y opinó acerca de cada uno de estos episodios de la historia europea de la primera mitad del siglo XX. Colaboró en periódicos como ABC, La Época, El Liberal, El Imparcial de Madrid; en la revista Galicia, en otras publicaciones gallegas y en prensa internacional, como la Gazeta Polska y el New York Times.


Sofía Casanova solo tuvo hijas, lo que motivó que fuera repudiada por su marido (con cierta vocación de iluminado, que pensaba que teniendo un hijo varón sería el padre del salvador de Polonia) y la familia de este, ya que la descendencia del matrimonio no garantizaba la continuidad del apellido paterno. Por esta razón, en varias ocasiones ella y su familia vivieron al límite de la supervivencia. También por este motivo, en el año 1917, trabajó como cronista de guerra en el frente polaco y como enfermera para la Cruz Roja en Varsovia.


Regresó a Galicia completamente arruinada y casi ciega, aunque siempre contó con el cuidado y con el cariño de una mujer de Almeiras que, además de hacerle compañía permanente, mantuvo vivo en ella el idioma gallego y le ayudó en el cuidado de sus hijas. En 1938 visita La Coruña y su aldea por última vez, viaje que Franco aprovechó para entrevistarse con ella. Casanova que en un principio se puso de parte del bando nacional, al comenzar en esta época la etapa más dura de su vida como consecuencia de la ocupación nazi del territorio polaco y de la Segunda Guerra Mundial, pronto rechazaría el fascismo y por eso sería despedida del ABC.

Como enfermera de la Cruz Roja durante la I Guerra Mundial. Narró lo que vivió.

Esto, no son sino esbozos de una azarosa vida llena de viajes y altibajos, pero siempre encumbrada por la suerte. Lee su bio completa AQUÏaquí.

Su obra:

Amores y confidencias: de Rusia. Madrid, Libr. y Edit. Madrid, 1927 (Obras completas, 4)
Las catacumbas de Rusia roja. Madrid, Espasa Calpe, 1933
Como en la vida. Madrid, Aguilar, 1931
Como en la vida. Madrid, 1947 (Novelas y cuentos, Año 19, nº 951)
El crimen de Beira-Mar. Madrid, Talleres de Ediciones Españolas, 1914 (El libro popular, Año 3, nº 8)
De la guerra: crónicas de Polonia y Rusia. Primera serie. Madrid, Renacimiento, 1916
De la Revolución rusa en 1917. Madrid, Renacimiento, 1917
El doctor Wolski: páginas de Polonia y Rusia. Madrid, Imp. del Suc. de J. Cruzado a cargo de Felipe Marqués, 1894
El doctor Wolski. Madrid, Prensa Popular, 1920 (La novela corta, Año 5, nº 255)
El doctor Wolski. Madrid, Libr. y Edit. Madrid, 1925 (Obras completas, 2)
El dolor de reinar. Madrid, Publicaciones Prensa Gráfica, 1925 (La novela semanal, Año 5, nº 213)
En la corte de los zares. Madrid, Libr. y Edit. Madrid, 1924 (Obras completas, 1)
En la corte de los zares (del principio y del fin del imperio). Madrid, Biblioteca Rubén Darío, 1929 (Obras completas, 1)
Episodio de guerra. Madrid, Prensa Popular, 1921 (La novela corta, Año 6, nº 299)
Lo eterno. Madrid, Prensa Popular, 1920 (La novela corta, Año 5, nº 218)
Exóticas. Madrid, Suc. de Hernando, 1913
Galicia la inefable. Edición de Mª Rosario Martínez Martínez. Santiago de Compostela, Junta de Galicia, 1996
Idilio epistolar. Madrid, Aguilar, 1931
Kola el bandido. Madrid, Publicaciones Prensa Gráfica, 1923 (La novela semanal, Año 3, nº 101)
La madeja. Madrid, Imp. de “Alrededor del mundo”, 1913 (Los contemporáneos y los maestros, 241) [Teatro]
El martirio de Polonia. 2.ª ed. Madrid, Atlas, 1945 (con Miguel Branicki)
La mujer española en el extranjero: conferencia... 1910. Madrid, 1910
El pecado. Madrid, Imp. de Alrededor del Mundo / Libr. de los Suc. de Hernando, 1911 (Biblioteca de escritores gallegos, 10)
El pecado. Madrid, Libr. y Edit. Madrid, 1926 (Obras completas, 3)
El pecado. Madrid, Dédalo, [193-?] (Novelas y cuentos)
Princesa del amor hermoso. Madrid, Impr. Artística Española, 1909 (El cuento semanal, Año 3, nº 156)
Princesa del amor hermoso. En: Novelas breves de escritoras españolas, 1900-1936. Edición de Ángeles Ena Bordonada. Madrid, Castalia / Instituto de la Mujer, 1990 (Biblioteca de escritoras, 10)
Princesa rusa. Madrid, Publicaciones Prensa Gráfica, 1922 (La novela semanal, Año 2, nº 55)
La revolución bolchevista: (diario de un testigo). Madrid, Biblioteca Nueva, 1920
La revolución bolchevista: (diario de un testigo). Edición de M. Victoria López Cordón. Madrid, Castalia / Instituto de la Mujer, 1990 (Biblioteca de escritoras, 11)
Sobre el Volga helado. Madrid, Prensa Popular, 1919 (La novela corta, Año 4, nº 196)
Triunfo de amor. Madrid, Prensa Popular, 1919 (La novela corta, Año 4, nº 186)
Valor y miedo. Madrid, Prensa Popular, 1922 (La novela corta, Año 7, nº 348)
Viajes y aventuras de una muñeca española en Rusia. Burgos, Hijos de Santiago Rodríguez, 1920

- Este es el trailer del largometraje documental sobre Sofía Casanova, escritora y corresponsal de guerra gallega que presenció y narró los acontecimientos bélicos del siglo XX. Realizado por canalSAGAtv. Este documental fue emitido en el programa A la carta de Rtve, pero actualmente ya no está disponible online.



- Sofia Casanova entrevistó a León Trotsky, en lo que ella llamó "el antro de las fieras", he aquí su relato:

"Cuando hace cuatro días me decidí en secreto de mi familia a ir al Instituto Smolny, una nevada densa y callada caía sobre San Petersburgo. Deseaba y temía ir -¿por qué no confesarlo?- al apartado lugar donde funcionan todas las dependencias del Gobierno popular. Como no me atrevía a ir sola, ni otra persona alguna hubiera querido acompañarme, dije a la fiel gallega, inseparable nuestra en estas penalidades, que viniera conmigo, pero sin descubrirle el objeto de nuestra salida...

Obscuras las calles, resbaladizas como vidrios enjabonados y completamente solitarias a aquella hora –cinco de la tarde-, tras muchos tumbos hallamos un iswostchik, somnoliento en el pescante del trineo. Extrañado de la dirección que le daba y puesto buen precio a la carrera, atravesamos lobregueces y más lobregueces de barrios extremos, hasta dar en un edificio enorme que sobresale de casucas y callejuelas adyacentes. Entre el portón que da a la calle y el de entrada principal del edificio hay un gran espacio, jardín en otro tiempo donde esperan los automóviles del personal gubernativo. Los guardias de la entrada, paisanos armados, caliéntanse en una hoguera. Me preguntan adónde voy; respondo que voy a ver al comisario Trotsky y me señalan con franco ademán la escalinata.
Penetro en el edificio, y en la sala contigua a un vestíbulo, donde se desparraman grandes paquetes de papel, veo sentados en torno de una mesa dos marineros, tres soldados y dos jóvenes judías, que escriben. Repito mi demanda de ver a Trotsky -ministro de Negocios Extranjeros, que es el más interesante de los compañeros de Lenin-, y sin más requisitos nos entregan dos pedacillos de papel timbrado con el número del cuarto donde el compañero Trotsky trabaja. Ruego que me indiquen el camino de aquel piso tercero y aquel número 67, y merezco la deferencia a la muchachita judía Sarah Ivanova de que nos conduzca ella misma a los pisos altos. Son muchos los escalones, y a cada uno que subimos auméntase el pánico de Pepa que, aterrados los ojos, el mantillín caído sobre la frente, me dice en gallego cerrado:

-¿A dónde me leva, señora? Mire que aquí nos matan, a canalla está muy armada; a min me tembla o pulso.

Nos dejó Sarah junto a una puerta, donde la Guardia roja hacía centinela, y mientras pasaban mi tarjeta a Trotsky dialogué con «la canalla muy armada» que allí había. Les había anunciado la judía que éramos españolas, y cuando uno de aquellos proletarios me dijo que había leído cosas de España, y fijándose en Pepa habló con calor de las mujeres de mi país, oíselo apagándose la luz eléctrica y lanzó un grito Pepa, agarrándose a mí espantada. Fue un momento de pintoresca emoción, volvió la luz, se abrió la puerta, y el soldado correcto, que había llevado mi tarjeta, dijo:

-Les ruego que pasen.

Atravesamos una sala grande, sin más muebles que algunas sillas y máquinas de escribir, y a la izquierda; en un gabinete chico, nos esperaba Trotsky. Me rogó que tomara asiento en el único sillón de la estancia, frente a él, junto a una mesa de despacho. Indicó a Pepa el sofá, que completaba el sobrio mobiliario, y con voz agradable se expresó así en francés:

-Conozco España; es un hermoso país del que tengo buenos recuerdos, aunque la Policía comme de raison me trató mal. He visitado Madrid, Barcelona, Valencia. Mi amigo Pablo Iglesias estaba a la sazón en un Sanatorio; sentí dejar España.
Nuestra política es la única que puede hacerse al presente. El mundo está hambriento de paz y nosotros tenemos la esperanza de que se haga no la paz aislada de Rusia, sino la general, la de todos los pueblos combatientes. Ahora mismo acabo de recibir un radiotelegrama de Czernin de conformidad con nuestra iniciativa de armisticio y de gestiones pacifistas. No hemos de detenernos, ni mis compañeros ni yo, en el camino emprendido.

-¿Pero la actitud de las potencias de la Entente es inquietante?- indiqué.

Veló con los cansados párpados su aguda mirada Trotsky, y en vano esperé una respuesta o un comentario a mi frase. Conversamos aún, rozando los asuntos, sin ahondar en ellos y con sencillez me dijo al despedirnos:

-Me alegro haber conocido a usted y por su conducto envío un saludo a España.

Volvióse a su asiento, y su cabeza se inclinó sobre los documentos allí reunidos.

¿Es simpático Trotsky? No es atractivo. Acentúa su tipo israelita la espesa melena revolucionaria, que enmarca con negrura su rostro irregular y agudo. Las cejas y la recortada perilla, muy negras, son a modo de pinceladas mefistofélicas en el rostro cetrino. No se revela en él ni la voluntad, ni la inteligencia; nada, en fin, potencialmente fuerte.Podría pasar por un artista decadente, y, sin embargo, yo creo que tiene un valor irremplazable en la Rusia actual, y que no son las circunstancias precarias las que dan relieve a una medianía, sino que es la personalidad de este hombre la que se impone a aquéllas con actos de un plan político desconcertante y trascendental.

Al fanatismo jerárquico del Imperio sustituye el otro, el de la ergástula en rebeldía. ¿Qué pueblo podrá ser feliz gobernado por el terrorismo de abajo?En el antro de las fieras existe menos disparidad entre ellas y aquel que existía en el Palacio de la Duma. En el Instituto Smolny es todo plebeyamente democrático, y los feroces marineros de Kronstadt, confundidos con la guardia roja, no desdicen de los fríos muros, de las salas desamuebladas, donde funcionan como árbitros de San Petersburgo. Impresionan y desasosiegan el Instituto Smolny, y sus moradores, porque es un foco de anarquía y porque la ignorancia y el odio de los antiguos esclavos a todas las clases sociales arma sus manos con el ensañamiento demoledor.

Sólo la bandera blanca de la paz, que estos hombres levantan, da el alivio de una esperanza a nuestra angustia de desterrados. ¡La paz!, la paz, y luego... ¿qué ocurrirá en las regiones de Rusia dispersas y sin tradición de independencia? Aquella hoguera llameando sobre la nieve a la entrada del Instituto Smolny me parece un símbolo del porvenir: ¡Incendio en las estepas invernales!"

Sofía CASANOVA San Petersburgo, diciembre 1917

*********
Hace tiempo que tenía este post en borradores, solo debía revisarlo, ponerle imágenes y subirlo; pero hasta ahora no lo había terminado. Lo hago hoy motivada por la presentación de un libro al que fui ayer. Azules son las horas de la escritora Inés Martín Rodrigo. Un libro recientísimo que narra a modo de novela histórica la vida de esta insigne y olvidada mujer. Aunque no deja de ser novela, en la se toman diversas licencias históricas, es magnífica para bucear en la apasionante vida de Sofía Casanova, muy bien escrita y sobre todo fiel a los hechos históricos, narra con admiración la vida de este personaje. Una vida llena de viajes, lucha por la supervivencia, y sobre todo, llena de crónicas de los principales y más funestos acontecimientos del s. XX.





Fuentes: ABC, el mundo, Wikipedia y la web de las biografías

- Bernárdez Rodal, Asunción: Sofía Casanova en la I Guerra Mundial: una reportera en busca de la paz de la guerra. Historia y Comunicación Social Vol. 18 (2013) 207-221. Lee el pdf completo aquí
- Martín Rodrigo, Inés: Azules son las horas. Ed. Espasa, Madrid 2016

JOSEFA AMAR Y BORBÓN

Pedagoga y escritora feminista española de la Ilustración. Imagen: wikipedia imágenes Nacida en Zaragoza un 4 de febrero de ...