Muejer medieval escribiendo

Muejer medieval escribiendo
Consulta aquí casi toda mi biblioteca. En aumento...

martes, 30 de agosto de 2016

MARY SHELLEY

La máxima exponente de la novela gótica.

Hija de una insigne feminista y un filósofo ateo.




¢Nació en Londres el 30 de agosto de 1797 y murió en la misma ciudad el 1 de febrero de 1851.

¢Fue una narradora, dramaturga, ensayista, filósofa y biógrafa británica, reconocida sobre todo por ser la autora de la novela gótica Frankenstein o el Moderno Prometeo (1818). También editó y promocionó las obras de su esposo, el poeta romántico y filósofo Percy Bysshe Shelley.

Su padre fue el filósofo ateo y político William Godwin y su madre la filósofa feminista Mary Wollstonecraft.

¢La madre de Mary falleció tras darla a luz, por lo que ella y su hermana mayor, Fanny Imlay, serían criadas por su padre.

Una biografía de 7 minutos:


¢Cuando Mary tenía tres años, Godwin contrajo matrimonio con su vecina, Mary Jane Clairmont. Godwin dio a su hija una educación que la alentó a adherirse a las teorías políticas liberales. En 1814, Mary Godwin inició una relación sentimental con uno de los seguidores políticos de su padre, Percy Bysshe Shelley, quien ya estaba casado. Los dos, junto con la hermanastra de Mary, Claire Clairmont, vivieron en Francia y viajaron por Europa; a su regreso a Inglaterra, Mary estaba embarazada. Durante los dos años siguientes, ella y Percy se enfrentaron al ostracismo social, a las deudas constantes y a la desgracia del fallecimiento de su hija, nacida prematuramente. Se casaron a finales de 1816, después del suicidio de la primera esposa de Percy Shelley, Harriet.


¢En 1816, la pareja pasó un verano con George Gordon Byron, John William Polidori y Claire Clairmont cerca de Ginebra, Suiza, en donde Mary concibió la idea para su novela Frankenstein. Los Shelley abandonaron Gran Bretaña en 1818 y se mudaron a Italia, en donde su segundo y su tercer hijo murieron antes de que Shelley diese a luz a su último hijo, el único que sobrevivió, Percy Florence. En 1822, su esposo se ahogó al hundirse su velero, durante una tormenta en la Bahía de La Spezia. Un año después, Mary Shelley regresó a Inglaterra y desde entonces en adelante se dedicó a la educación de su hijo y a su carrera como escritora profesional. La última década de su vida estuvo plagada de enfermedades, probablemente vinculadas al tumor cerebral que acabaría con ella a los 53 años.

¢Hasta la década de 1970, Mary Shelley fue principalmente reconocida por sus esfuerzos para publicar las obras de Percy Shelley y por su novela Frankenstein, la cual sigue siendo ampliamente leída y ha inspirado varias adaptaciones en cine y teatro. Recientemente, los historiadores han comenzado a estudiar más detalladamente los logros de Mary Shelley. Los eruditos han mostrado un interés creciente en su producción literaria, particularmente en sus novelas, como las novelas históricas Valperga (1823) y Perkin Warbeck (1830), la novela apocalíptica El último hombre (1826) y sus dos últimas novelas, Lodore (1835) y Falkner (1837). Los estudios de sus trabajos menos conocidos, como el libro de viajes (1844) y sus artículos biográficos incluido en la obra de Dionysius Lardner Cabinet Cyclopaedia (1829–46) apoyan el punto de vista de que Mary Shelley continuó siendo una política radical a lo largo de su vida. Las obras de Mary Shelley a menudo argumentan que la cooperación y la compasión, particularmente las practicadas por las mujeres en sus familias, son las formas de reformar a la sociedad civil. Esta visión constituyó un desafío directo al romanticismo individual promovido por Percy Shelley y a las teorías políticas educativas articuladas por su padre, William Godwin.

OBRA:

¢Historia de una excursión de seis semanas por Francia, Suiza, Alemania y Holanda, con cartas descriptivas de un viaje por el lago de Ginebra, y los glaciares de Chamouni(1817)
¢Mathilda (1819)
¢Valperga; o Vida y aventuras de Castruccio, Príncipe de Lucca (1823)
¢Poemas Póstumos de Percy Bysshe Shelley (1824)
¢El último hombre (1826)
¢Perkin Warbeck (1830)
¢Lodore (1835)
¢Falkner (1837)
¢Obras Poéticas de Percy Bysshe Shelley (1839)
¢Contribuciones en Vidas de los Científicos y Escritores más Eminentes (1835–39), parte de la obra de Dionysius Lardner Cabinet Cyclopedia
¢Caminatas en Alemania e Italia en 1840, 1842 y 1843 (1844)
¢La colección de las obras de Mary Shelley se encuentran en la sección Lord Abinger's Shelley Collection del depósito de la Biblioteca Bodleian, en la Biblioteca Pública de Nueva York (particularmente la Colección de Carl H. Pforzheimer de Shelley y su Círculo), la Biblioteca Huntington, la Biblioteca Británica y la Colección de John Murray.

Este resumen de su vida y obra ha sido extraído de mi trabajo para el Taller Mujeres en el arte: Pintoras y literatas. En -fuentes- puedes bucear para saber más acerca de esta insigne escritora y empaparte de su genial existencia y obra.

domingo, 14 de agosto de 2016

MARIA ROSA GALVEZ

Llenaba más teatros que nadie.


Tras siglos de menosprecio por la crítica y ciertas páginas de biografías, ha comenzado a ser reconocida en las últimas décadas por estudiosos como Whitaker y otros, que la consideran no sólo como la mejor dramaturga de su siglo, sino como autora de gran capacidad, comparable a sus contemporáneos masculinos”.






«Así mis versos por tu sabio amparo

La envidia vencen, y el temor desprecian.
Mi genio aspira a verse colocado
En el glorioso templo de la fama».

María Rosa de Gálvez,

La poesía. Oda a un amante de las artes de imitación




Nacida en Málaga un 14 de agosto de 1768, fue hija adoptiva del Coronel Don Antonio Gálvez y de Doña María Ana Ramírez Velasco. Nunca se ha llegado a esclarecer quienes fueron sus verdaderos padres. Su familia adoptiva gozaba de una magnífica posición: su padre estaba emparentado con el Virrey de Nueva España Bernardo de Gálvez, personaje que se merece una obra de teatro, y otros parientes importantes dentro de la corte de los Borbones. Por tanto, se puede deducir, que María Rosa recibió una buena educación.

Su carrera fue breve debido a su muerte prematura. Como dramaturga cultivó la tragedia, la comedia y el sainete. En Málaga se casó con Don José Cabrera y Ramírez, capitán de milicias y, más tarde, Agregado en la Legación de España en los Estados Unidos. A partir de 1801 comienza a estrenar y publicar en Madrid sus obras dramáticas y poéticas, por lo que algunos autores suponen que vivía en la Corte. Algunos coetáneos, críticos con su figura, la consideraban amante del ministro Manuel Godoy. Este dato no está probado aunque sí que parece cierto que pertenecía al círculo del Guardia de Corps ascendido a Valido. La autora dedicó un poema a Godoy como elogio por su campaña en Portugal. Además Gálvez se sirvió de su influencia con el Valido para ver publicadas sus obras en la Imprenta Real, y quizás también para superar los constantes inconvenientes que puso la censura eclesiástica al estreno de algunas de sus obras. Una de las piezas que fueron censuradas fue La familia a la moda.

No obstante, siempre que alguna mujer en la historia ha despuntado en alguna disciplina se ha intentado, desde su contemporaneidad, ensombrecer y menospreciar su talento. Tal parece ser el caso de Maria Rosa. ¿Cuántos hombres se vieron beneficiados por los favores de Godoy y jamás se les tachó de nada? En cambio, se desprestigia el talento de esta dramaturga y se le desmerece el mérito aduciendo a que publicaba gracias a "su amigo" Godoy. Él le echaría el cable, no cabe duda de que fue así, pero si las obras no fueran buenas, no habría tenido el éxito que tuvo en teatro.

Si huebiera sido tan ayudada, se habría saltado toda censura, pero solo pudo llevar al teatro un par de sus obras, así que tan facil no se lo pudo poner Godoy. 





Se entregó por completo a la escritura, volcada sobre todo en el teatro, el periodismo y la lírica. Colaboró así en Variedades de Ciencias, Literatura y Artes (1803-1805), la revista dirigida por Manuel José Quintana, por cierto, así como en La Minerva o El Revisor General

En ella, y en su obra, se encontraban rasgos de mujer moderna e independiente que inquietaba a sus contemporáneos varones y no podían entender; su mérito literario fue atacado por cuestiones externas a su trabajo (su feminismo, su independencia, su conducta moral ajena entonces a los valores de la época, su relación con Manuel Godoy); la crítica actual ha puesto su obra en su justo, digno y merecido lugar.

Actualmente da nombre a la biblioteca municipal de Macharaviaya; y en Málaga capital llevan su nombre una calle, un colegio público de infantil primaria, y un aulario de la Universidad de Málaga.






Falleció en Madrid el 2 de octubre de 1806, a la temprana edad de 38 años, tras grandes penurias económicas, fue enterrada en la iglesia de San Sebastián.

Obra

Ali-Bek. Tragedia original en cinco actos, Madrid, Benito García y Compañía, 1801, tomo V de Teatro Nuevo Español.
Las esclavas amazonas, manuscritos 16507 y 17196 de la Biblioteca Nacional de España y manuscrito 1-28-14 A y B de la Biblioteca Municipal de Madrid.
La familia a la moda, Ms. Tea 173-4, Biblioteca Municipal de Madrid.
Un loco hace ciento. Comedia en un acto en prosa para servir de fin de fiesta, Madrid, Benito García y Compañía, 1801, tomo V de Teatro Nuevo Español.
Obras poéticas de Doña Rosa Gálvez de Cabrera, Madrid, Imprenta Real, 1804, 3 vols.
Volumen I
"La Campaña de Portugal. Oda al Príncipe de la Paz".
"La beneficencia. Oda a la Condesa de Castroterreño".
"Las campañas de Buonaparte. Oda".
"La poesía. Oda a un amante de las artes de imitación".
"Descripción filosófica del Real Sitio de San Ildefonso. Oda a Quintana".
"La vanidad de los placeres. Oda".
"En los días de un amigo de la autora. Oda".
"En elogio de la representación de la opereta intitulada «El delirio». Oda".
"La noche. Canto en verso suelto a la memoria de la señora Condesa del Carpio".
"A Quintana en elogio de su oda al océano. Versos sáficos".
"Descripción de la Fuente de la Espina en el Real Sitio de Aranjuez. Romance endecasílabo".
"A Licio. Silva moral".
"Despedida al Real Sitio de Aranjuez. Octavas".
"Bion. Ópera lírica en un acto, traducida del francés".
"El egoísta. Comedia original en tres actos".
"Los figurones literarios. Comedia en tres actos".
Volumen II
"Saúl. Escena trágica unipersonal".
"Safo. Drama trágico en un acto".
"Florinda. Tragedia en tres actos".
"Blanca de Rossi. Tragedia en cinco actos".
Volumen III
"Amnón. Tragedia original en cinco actos".
"Zinda. Drama trágico en tres actos".
"La delirante. Tragedia original en cinco actos".
Oda en elogio de la marina española, Madrid, Imprenta de Repullés, 1806.
«Oda en elogio de las fumigaciones de Morvó, establecidas en España a beneficio de la humanidad, de orden del excelentísimo señor Príncipe de la Paz», Minerva o el Revisor General, III.52, 1806, pp. 3-10.
Safo, drama trágico en un acto, Valencia, Imprenta de Estevan, 1813.
Safo y Faón o el Salto de Leucades, Cádiz, Imprenta de Romero, 1820.
Saúl, escena trágica unipersonal, Valencia, Imprenta de Estevan, 1813; Palma, Imprenta de Miguel Domingo, 1813.
«Viaje al Teyde», Variedades de Ciencias, Literatura y Artes, II. 17 (1805), pp. 301-308.


FUENTES:

Helena Establier para  Web Cervantes Virtual
Whitaker, Daniel S.: La mujer ilustrada como dramaturga: El teatro de María Rosa Galvez. Actas X  AIH (1989) --> PDG
ESTABLIER, Helena: EL TEATRO TRÁGICO DE MARÍA ROSA GÁLVEZ DE CABRERA EN EL TRÁNSITO DE LA ILUSTRACIÓN AL ROMANTICISMO: UNA UTOPÍA FEMENINA Y FEMINISTA. Anales de Literatura Española, 18 (2005), pp. 143-161. --> PDF
Sahuquillo, Javier: La familia a la moda de María Rosa Galvez. Memoria de prácticas internas de la Resad.  --> PDF
wikipedia

martes, 9 de agosto de 2016

REINAS DESCONOCIDAS DE AFRICA

Las mujeres que trabajan muy duro para cambiar las cosas en sus países.


OMAIMA HOSHAN


De Siria. Inspirada en Malala, lucha en contra del matrimonio forzado en los campos de refugiados alentando a las niñas a seguir estudiando.

Omaima Hoshan tenía apenas 11 años cuando la guerra en su país, Siria, la obligó a escapar junto a su familia. Dejaron su casa de Damasco, hasta entonces refugio, y buscaron refugio en Jordania, en el campo de refugiados de Zaatari, donde se concentran más de 80.000 exiliados, el segundo mayor del mundo.

La principal prioridad de esta niña era la de reanudar su educación y encontrar nuevos amigos en el campo. Eso fue en 2013. "Cuando llegué tenía que cursar sexto grado y fue entonces cuando empecé a escuchar que había niñas que se casaban a esa edad, a los 12 o 13 años. Lo vi cuando algunas de mis compañeras venían a clase sólo a despedirse, porque se iban a tener que quedar en casa con sus maridos. Recuerdo haber pensado que estaban cometiendo un gran error, incluso antes de saber exactamente sus razones", relata Omaima, que ahora tiene 15 años, al personal del ACNUR que gestiona el campo.

El tema preocupaba a la niña, pero se convirtió en incomprensible cuando el problema cobró nombre propio, el de Basma (nombre falso) una de sus amigas más cercanas, que le anunció que iba a contraer matrimonio con 14 años. "Estábamos siempre juntas, ella era una de las mejores alumnas de nuestra clase", recuerda Omaima. "No quería casarse, pero sus padres pensaron que era la mejor opción para ella". No pudo convencerla de que se estaba equivocando.

Como es el caso con la mayoría de los matrimonios precoces, Basma dejó la escuela después de la boda y su amiga Omaima no la vio más. Ese episodio hizo que la pequeña damasquina tomase una resolución: ella no iba a sufrir esa suerte y, además, tenía que tratar de detener que se dieran nuevos casos en el campo.

Su madre le entregó Yo soy Malala, la biografía de la Premio Nobel de la Paz Malala Yousafzai, atacada por los talibanes en Pakistán por ser una defensora de la educación para niñas y mujeres, y el libro se convirtió en su guía, en lo que quería transmitir a sus amigas y compañeras.


THERESA KACHINDAMOTO


Jefa del distrito de Dedza, Malawi. 
En los tres años que lleva como jefa del Distrito Dedza, Theresa Kachindamoto ha roto 850 matrimonios de menores y prohibido las prácticas de iniciación sexual en niñas.

Según un informe de 2012 de las Naciones Unidas, más de la mitad de las niñas menores de 18 años están casadas en Malawi. Además, el país ocupa el puesto número 8 entre los 20 con el más alto porcentaje de matrimonios infantiles. La Jefa Kachindamoto está cambiando estas cifras, anulandolos y enviando a los y las menores de nuevo a la escuela.

Aunque los matrimonios de menores de 18 años son ilegales desde 2015 en Malawi, los niños siguen casándose por «cutomary law», es decir, con consentimiento paterno y con el apoyo de líderes tribales.

Kachindamoto cree que con una educación la mujeres pueden tener mejores vidas. Las medidas que ha adoptado han contribuido a conseguir un cambio positivo en su región, y solo es el comienzo.

"Si las niñas reciben educación, podrán tener todo lo que quieran"


BALKISSA CHAIBOU


De Nigeria.
También lucha contra los matrimonios forzados en su comunidad desde el momento en que se negó a casarse con un primo, designado por su familia.


"Cuando era pequeña, soñaba con ser médico: cuidar de las personas, usar la bata blanca. Ayudar a las personas", afirma.


Y el matrimonio con su primo, que había llegado con su padre desde la vecina Nigeria, lo haría imposible.


"Me dijeron que si él se casaba conmigo yo no podría estudiar más. Para mí, mi pasión está en estudiar. Realmente me gusta estudiar. Fue entonces cuando me di cuenta de que mi relación con él no funcionaría bien".


"Mi consejo es que luchen y estudien, pues es la única esperanza para las niñas"


LAS BLACK MAMBAS



Son mujeres que se unieron en 2013 para trabajar contra la caza furtiva de animales, patrullando a pie 20 km diarios por el Parque Nacional Kruger, hogar de rinocerontes, leopardos, leones, elefantes y otros animales.

La unidad está compuesta por 26 miembros, principalmente mujeres, y ya han sido premiadas por el Programa Ambiental de las Naciones Unidas con su mayor reconocimiento del medio ambiente.

“Sus éxitos son el resultado de su impresionante valor y determinación que las hacen diferentes en la comunidad”. “Las Black Mambas son una fuente de inspiración no sólo a nivel local, sino en todo el mundo para todos los que trabajan para eliminar el comercio ilegal de animales”, explicaba el director del Programa Ambiental de las Naciones Unidas.

Han detenido a 6 cazadores furtivos, acabaron con 5 campamentos de cazadores y redujeron en un 76% la técnica principal que usan los cazadores para atrapar animales en la Reserva de Balule.

En la mayoría de los casos, si están casadas, se convierten en el principal proveedor de la familia y lo hacen para dar ejemplo a sus hijos e hijas de que la naturaleza es vital para la vida y hay que preservarla.

Esta organización se mantiene gracias a donativos privados y diversas ONG's.




RITU

Ritu no es africana, es de India, pero merece la pena estar entre estas activistas desconocidas.

Tiene el 90% de su cara quemada por ácido, y lejos de acobardarse y esconderse, lucha para ser aceptada así y luchar contra estas deleznables agresiones.



Junto con Geeta, Neetu, Rupa y la pequeña Dolly son cinco de esos casos que ejemplifican la lucha contra una lacra que se repite en la India de forma sistemática y que destroza la vida de jóvenes convirtiéndola en el calvario anímico de tener la cara desfigurada por el ácido. Y juntas abrieron un café, el Sheroes Hangout, muy cerca del Taj Mahal, en la ciudad de Agra.

Es un café como otro cualquiera, pero tiene una característica que hace que este lugar sea muy especial…sus dueñas son todas mujeres y todas han ganado una gran batalla.

Todas, fueron víctimas de ataques con ácido…

Y a pesar de eso, han salido adelante, salvado su vida, y realizandose como mujeres emprendedoras.

Además, esta organización (la asociación de victimas de acido que les ayudó a abrir el café) está haciendo una labor maravillosa y, gracias a su trabajo, se está conociendo día a día la realidad de estas víctimas, logrando que poco a poco, se puedan prevenir ataques y ayudando a rehacer las vidas de quienes han sido víctimas de ellos.


viernes, 5 de agosto de 2016

LAS TRECE ROSAS





Un 5 de agosto de 1939 fueron fusiladas las mujeres conocidas como Las 13 Rosas. Un grupo de trece jóvenes, la mitad de ellas eran miembros de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU), fusiladas por el régimen franquista en Madrid, junto al cementerio de la Almudena poco después de finalizar la Guerra Civil Española.

Sus edades estaban comprendidas entre los 18 y los 29 años.

*Las Trece Rosas fueron:



Carmen Barrero Aguado (20 años, modista). Trabajaba desde los 12 años, tras la muerte de su padre, para ayudar a mantener a su familia, que contaba con 8 hermanos más, 4 menores que ella. Militante del PCE, tras la guerra, fue la responsable femenina del partido en Madrid. Fue detenida el 16 de mayo de 1939.

Martina Barroso García (24 años, modista). Al acabar la guerra empezó a participar en la organización de las JSU de Chamartín. Iba al abandonado frente de la Ciudad Universitaria a buscar armas y municiones (lo que estaba prohibido). Se conservan algunas de las cartas originales que escribió a su novio y a su familia desde la prisión.

Blanca Brisac Vázquez (29 años, pianista). La mayor de las trece. Tenía un hijo. No tenía ninguna militancia política. Era católica y votante de derechas. Fue detenida por relacionarse con un músico perteneciente al Partido Comunista. Escribió una carta a su hijo la madrugada del 5 de agosto de 1939, que le fue entregada por su familia (todos de derechas) 16 años después. La carta aún se conserva.




Pilar Bueno Ibáñez (27 años, modista). Al iniciarse la guerra se afilió al PCE y trabajó como voluntaria en las casas-cuna (donde se recogía a huérfanos y a hijos de milicianos que iban al frente). Fue nombrada secretaria de organización del radio Norte. Al acabar la guerra se encargó de la reorganización del PCE en ocho sectores de Madrid. Fue detenida el 16 de mayo de 1939.

Julia Conesa Conesa (19 años, modista). Nacida en Oviedo. Vivía en Madrid con su madre y sus dos hermanas. Se afilió a las JSU por las instalaciones deportivas que presentaban a finales de 1937 donde se ocupó de la monitorización de estas. Pronto se empleó como cobradora de tranvías, ya que su familia necesitaba dinero, y dejó el contacto con las JSU. Fue detenida en mayo de 1939 siendo denunciada por un compañero de su "novio". La detuvieron cosiendo en su casa. Dijo antes de morir : "Que mi nombre no se borre en la historia".

Adelina García Casillas (19 años, activista). Militante de las JSU. Hija de un guardia civil. Le mandaron una carta a su casa afirmando que solo querían hacerle un interrogatorio ordinario. Se presentó de manera voluntaria, pero no regresó a su casa. Ingresó en prisión el 18 de mayo de 1939.

Elena Gil Olaya (20 años, activista). Ingresó en las JSU en 1937. Al acabar la guerra comenzó a trabajar en el grupo de Chamartín.

Virtudes González García (18 años, modista). Amiga de María del Carmen Cuesta (15 años, perteneciente a las JSU y superviviente de la prisión de Ventas). En 1936 se afilió a las JSU, donde conoció a Vicente Ollero, que terminó siendo su novio. Fue detenida el 16 de mayo de 1939 denunciada por un compañero suyo bajo (se dice) tortura.

Ana López Gallego (21 años, modista). Nacida en La Carolina, Jaén. Militante de las JSU. Fue secretaria del radio de Chamartín durante la Guerra. Su novio, que también era comunista, le propuso irse a Francia, pero ella decidió quedarse con sus tres hermanos menores en Madrid. Fue detenida el 16 de mayo, pero no fue llevada a la cárcel de Ventas hasta el 6 de junio. Se cuenta que no murió en la primera descarga y que preguntó: «¿Es que a mí no me matan?».

Joaquina López Laffite (23 años, secretaria). En septiembre de 1936 se afilió a las JSU. Se le encomendó la secretaría femenina del Comité Provincial clandestino. Fue denunciada por Severino Rodríguez (número dos en las JSU). La detuvieron el 18 de abril de 1939 en su casa, junto a sus hermanos. La llevaron a un chalet. La acusaron de ser comunista, pero ignoraban el cargo que ostentaba. Joaquina reconoció su militancia durante la guerra, pero no la actual. No fue conducida a Ventas hasta el 3 de junio, a pesar de ser de las primeras detenidas.

Dionisia Manzanero Salas (20 años, modista). Se afilió al Partido Comunista en abril de 1938 después de que un obús matara a su hermana y a unos chicos que jugaban en un descampado. Al acabar la guerra fue el enlace entre los dirigentes comunistas en Madrid. Fue detenida el 16 de mayo de 1939.





Victoria Muñoz García (18 años, activista). Se afilió con 15 años a las JSU. Pertenecía al grupo de Chamartín. Era la hermana de Gregorio Muñoz, responsable militar del grupo del sector de Chamartin de la Rosa. Llegó a Ventas el 6 de junio de 1939.

Luisa Rodríguez de la Fuente (18 años, sastre). Entró en las JSU en 1937 sin ocupar ningún cargo. Le propusieron crear un grupo, pero no había convencido aún a nadie más que a su primo cuando la detuvieron. Reconoció su militancia durante la guerra, pero no la actual. En abril la trasladaron a Ventas, siendo la primera de las Trece Rosas en entrar en la prisión.

Y a las que se sumó Antonia Torre Yela, fusilada el 19 de febrero de 1940.



Fuentes:
De Diego, Maxi: La abuela sol y las trece rosas. Obra de tetro juvenil para ser representada por los alumnos y alumnas de instituto y mantener así la memoria de las trece rosas.
Fonseca, Carlos: Las trece rosas rojas.
Carlos Fonseca, Trece rosas rojas y la rosa 14--> PDF

jueves, 4 de agosto de 2016

LAS PINTORAS DE LA ANTIGÜEDAD CLÁSICA

En la antigüa Roma y Grecia también hubo mujeres que se dedicaron a las artes.


Busto de dama romana


La mujer de la antigüedad clásica estaba supeditada al padre o marido. (Véase la mujer en Roma)

Si desarrolla facetas artísticas es siempre bajo su consentimiento y siempre que sigan siendo honestas. Una circunstancia vital para que les permitan dedicarse al arte.

La adolescente que se toma por esposa es virgen en todos los sentidos, está "por hacer" así que si posee capacidades ya las descubrirá y adiestrará el marido, mérito que también será suyo por permitirle la dedicación artística.

Las referencias que quedan de ellas son escasas y poco explícitas. Autores como Plinio, Boccaccio y Vasari son las fuentes principales. 

No quedan vestigios de sus obras.

Algunos de los nombres que nos han llegado de mujeres artistas son:


La pintora Thamar o Timare




La pintora Thamar. Edición del siglo XV del libro miniado De claris mulieribus, de Bocaccio. Biblioteca Nacional de Francia.

Irene: No hay datos sobre ella mas que su nombre en el listado de Vasari.


Iaia Cyzicena:  Se asabe que vivió en la Roma del S I a. C, y fue una gran retratista.
Es a quien vemos representada en El Caballete de Marcia, realizando un autorretrato, vestida a la manera medieval.

El caballete de Marcia, Edición del siglo XV del libro miniado De claris mulieribus, de Bocaccio. Biblioteca Nacional de Francia.


Iea de Cícico: Plinio le dedica 5 de las 9 lineas en las que resume su historia y descripción.

Olimpia: Se sabe que fue maestra de un hombre llamado Autobulo.


Esculturas de mujeres romanas

Fuentes:

-Beguiristain, Teresa: Arte y mujer en la cultura medieval y renacentista. Rev. Asparkía VI. Valencia, 1996.

Los mensajes de Clío

lunes, 1 de agosto de 2016

MARY MITCHELL

Astrónoma estadounidense.

La tercera mujer en descubrir un cometa





María Mitchell nació el 1 de agosto de 1818 en la isla de Nantucket, un pequeño pueblo pesquero en Massachusetts. Era la tercera de los diez hijos del matrimonio compuesto por William Mitchell y Lidia Coleman.

El matrimonio estaba integrado en la comunidad de los Cuáqueros, o Sociedad Religiosa de los Amigos, por lo que ambos educaron a sus hijos con valores diferentes a los convencionales. Su padre William, les inculcó a sus hijos sus grandes pasiones, la astronomía y la navegación. Su madre, Lidia Coleman, la necesidad de trabajar para conseguir independencia en su vida. Su padre fue su primer maestro, más tarde fue a la escuela de Cyrus Peirce para jóvenes.

Con tan sólo 12 años, ayudó a su padre a cronometrar el eclipse anular de sol de 1831, que pasó en su totalidad por Nantucket. María estudiaba de día y por las noches ayudaba a su padre en el observatorio que había construido en el edificio del Banco Pacífico donde éste trabajaba. A los 17 años daba clases de ciencias y matemáticas en la escuela para niñas que ella misma creó. María comenzó a trabajar como bibliotecaria en el Ateneo de Nantucket cuando sólo tenía 18 años.

En 1843 fue separada de la adhesión cuáquera cuando, tras una entrevista con dos mujeres de la comunidad de los Amigos, comprobaron que María empezaba a cuestionar las enseñanzas de esta congragación. Comenzó posteriormente a asistir a la Iglesia unitarista, aunque nunca se convirtió en un miembro.

La noche del 1 de octubre de 1847, utilizando el telescopio de dos pulgadas de su padre, observaba en los alrededores de la estrella polar, cuando vio un objeto parecido a un cometa. Bajó a contárselo a su padre, quien tras calmarla, escribió una carta al profesor Bond de Cambridge, anunciando el hallazgo de su hija.

El rey de Dinamarca Frederick VI, había ofrecido, el 17 de diciembre de 1831, una medalla de oro valorada en veinte ducados, al primer descubridor de un cometa utilizando un telescopio. A la muerte del rey, su hijo y sucesor, Frederick VII, se la concedió a María Mitchell, que se convirtió a los 29 años, en la primera persona en América en descubrir un cometa utilizando un telescopio.

Su descubrimiento del Cometa Mitchell 1847VI, según la moderna designación C/1847 T1, le dio reconocimiento internacional y contactos con la comunidad de astrónomos estadounidenses.

En 1857, aceptó una oferta del General H. K. Swift, un banquero de Chicago, para que acompañara a su hija Prudencia en un viaje a través del oeste y el sur y a Europa. Durante este viaje visitó los observatorios de Greenwich y Cambridge y, a pesar de que las autoridades pontificias se negaron en principio a permitir la entrada a una mujer, se convirtió en la primera mujer en entrar en el Observatorio Vaticano.

En 1848 fue la primera mujer aceptada por la Academia de Artes y Ciencias, de Boston. Dos años más tarde ingresó en la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia. En 1853 se le otorgó el primer título avanzado jamás dado a una mujer en la Universidad de Indiana "Americana para el Mejoramiento de las Mujeres".

La lucha de María Mitchell no sólo fue en la academia. Como protesta contra la esclavitud, dejó de vestir trajes confeccionados con algodón, principal objeto de los campos sureños de esclavos.

En 1860, se trasladó a Lynn, Nueva York, donde Matthew Vassar le pidió que trabajase como profesora de astronomía en la nueva Facultad Vassar para mujeres, y posteriormente obtuvo el puesto de director del Observatorio de dicho centro. Siendo elegida, en 1869, miembro de la Sociedad Filosófica Americana, fundada por Benjamin Franklin, en Filadelfia.




A pesar de su reputación y experiencia, su salario era inferior al de otros compañeros con menor experiencia que ella. Esto le motivó en 1873 a formar parte de la Asociación Americana para el Avance de las Mujeres, junto a sufragistas como Elizabeth Cady Stanton, siendo elegida presidenta de dicha asociación en 1875.



“We especially need imagination in science. It is not all mathematics, nor all logic, but it is somewhat beauty and poetry.”

(Trad: Especialmente necesitamos imaginación en la ciencia. No todo son matemáticas o todo logica, si un poco de belleza y poesía)


María Mitchell murió en el año 1889 a la edad de 71 años. Fue enterrada en el nicho 411 del cementerio de Prospect Hill, Nantucket.




En su honor se le dio el nombre de María Mitchell a su observatorio en Nantucket. En su casa de Nantucket se levanta el Museo de historia natural y la biblioteca científica. En 1902, fue fundada en su memoria la Asociación de María Mitchell. Fue incluida en el salón de la fama para grandes americanos en 1905. También se le dio su nombre a un cráter de la Luna y a un barco de guerra de la Segunda Guerra Mundial el "SS María Mitchell".


-Kendall, Phebe Mitchell. Maria Mitchell; Life, Letters and Journals. Boston: Lee & Shepard, 1896.
-->PDF

¡¡¡No olvides compartirme!!!

GERDA TARO

La primera fotoperiodista de guerra que murió con los honores de heroína republicana.






Nacida el 1 agosto de 1910, en Stuttgart, una ciudad perteneciente en aquel momento al potente Imperio Alemán, y hoy en día de Alemania. Hija de judíos de origen polaco, asegura el creciente número de historiadores que se ha interesado en la figura de esta pionera del fotoperiodismo de guerra que, a pesar de su origen burgués, simpatizó desde que era muy joven con el movimiento obrero, una filosofía que forjó no solo su carácter, sino también su destino.

Dicen que le gustaba fumar, bailar y jugar al tenis, como corresponde a una joven intrépida y rebelde a la que ni siquiera el auge que experimentó el partido nazi en su tierra natal consiguió atemorizar. A principios de los años 30 del siglo pasado Gerta estaba instalada en Leipzig (Alemania), formándose en la Gaudig Schule y ejerciendo un activismo que no solo provocó que los nazis se fijasen en ella, sino también que la pusiesen bajo custodia «protectora». Sin embargo, esa presión, lejos de amedrentarla, fue la chispa que provocó que la joven Gerta Pohorylle se transformase en la Gerda Taro que consiguió estampar su huella en la historia del fotoperiodismo.
París, Endre, Robert y la fotografía

Su origen judío y su incesante activismo contrario a la ideología defendida por los nazis colocaron a Gerta en una posición muy delicada que provocó que se viese obligada a abandonar Alemania, el país en el que había nacido y se había formado. Eligió París. Entre los meses de septiembre y octubre de 1933 llegó a la capital francesa, con 23 años, y no tardó en encontrar trabajo como mecanógrafa del psicoanalista René Splitz. Mientras, se dejaba seducir por el ambiente bohemio y antibelicista que se fraguaba en lasbrasseries y los bistrós frecuentados por los intelectuales parisinos.

Fue precisamente en ese ambiente inspirador en el que el azar le presentó a un apuesto húngaro tres años más joven que ella, Endre Ernö Friedmann, también judío y dispuesto, aún sin éxito, a ganarse la vida como fotógrafo a toda costa. Dicen que él despertó en ella su pasión por la fotografía y le enseñó la técnica, y ella alimentó su curiosidad y compartió con él los modales y el estilo que solo puede conocer quien ha sido amamantado en un ambiente burgués. Aun así, el éxito se les resistía. Ninguna publicación impresa compraba sus fotografías, pero Gerta dio con la solución.



Gerda Taro-Anonymous.jpg



Gerda le propuso a su compañero Endre crear un álter ego, una marca que les abriese aquellas puertas que les estaban vedadas.Acababa de nacer Robert Capa. Pero Endre no era Robert. Robert era Endre, y también Gerta. Ambos se hicieron pasar durante meses por los representantes en París de un reputado fotógrafo estadounidense, y comenzaron a vender sus fotografías, las de ambos, a las publicaciones impresas de la época a un precio tres veces más alto del que habrían obtenido si hubiesen continuado firmándolas con sus auténticos nombres. La leyenda de Robert Capa ya había nacido. Y era imparable.

A finales de 1935 Gerta y Endre vivían juntos en un pequeño apartamento situado cerca de la torre erigida cuatro décadas y media antes por Alexandre Gustave Eiffel. En realidad, el advenimiento de Robert Capa tuvo lugar unos meses después, en la primavera de 1936. A partir de ese momento todo comenzó a irles mucho mejor. Se entendían, y, además, tenían éxito profesional. Ambos practicaban la fotografía, y Gerta no dudó en empezar a utilizar el pseudónimo Gerda Taro para hacerse pasar por la representante de Robert Capa, y, así, vender las fotografías que Endre y ella tomaban. Pero lo mejor estaba por llegar.




El 17 de julio de aquel mismo año estalló la Guerra Civil Española. Y Robert Capa, Gerda y Endre, uno ficticio y dos muy reales, decidieron desplazare a España para cubrir los preparativos para la defensa de Barcelona primero, y los frentes de Aragón y Madrid después. Tras la capital, y ya con el conflicto bélico en pleno apogeo, se dirigieron al sur, hacia Córdoba, donde Robert Capa tomó una de sus fotografías más poderosas: la del miliciano republicano de Cerro Murriano, conocida como «Muerte de un miliciano». Sobre la cual se han vertido ríos de tinta. Hay quien afirma que no fue espontánea, sino que fue meticulosamente planificada. Y, sobre todo, muchas voces aseguran que fue Gerda y no Endre quien la tomó, algo perfectamente posible dado que ambos estuvieron juntos en esa época, y, sobre todo, que los dos utilizaban el pseudónimo Robert Capa indistintamente. Poco después volvieron, juntos, a París.

Gerda preservó su activismo durante toda su corta vida. A finales de 1936 viajó a Nápoles para visitar a Georg Kuritzkes, un viejo conocido de Leipzig, y animarle a unirse a las Brigadas Internacionales. Y poco después regresó a España junto a Endre para fotografiar el buque de guerra Jaime I, atracado en Almería. De ahí fueron a Motril, Calahonda, Madrid... Pero en 1937 Gerda empezó a distanciarse profesionalmente de Endre y a firmar sus fotografías como «Photo Taro». Cubrió el frente del Jarama, el bombardeo de Valencia, y, de nuevo junto a Endre, la batalla de Navacerrada, entre otras localizaciones. Siempre «a caballo» entre París y España.






El 1 de agosto de 1937, el día en que Gerda cumpliría 27 años, Endre esperaba recibirla en París pero Taro no se presentó. Pocos días antes, durante el amanecer del 26 de julio, Gerda falleció en el hospital de campaña de El Goloso a causa de las heridas que le produjo unas horas antes el tanque republicano que la arrolló accidentalmente durante la retirada del frente de Brunete. Su cuerpo fue trasladado a París, donde recibió todos los honores de una heroína republicana. Hoy Gerda Taro descansa en la división 97 del cementerio de Père-Lachaise, en París. Pero su legado permanecerá, posiblemente, siempre.

*Biografía extraída de Xakatafoto.com, por tratarse de una bio breve y completa, después de haber leído todo lo leído sobre Gerda Taro. 






Su obra:


Milicianas
 Miliciana republicana practicando tiroMuerte de un miliciano


Milicianas republicanas:



En el siguiente video se pueden ver más fotos de Gerda Taro.






Miliciano llevando un niño herido a Teruel.









Si algo se desprende de su obra es lo que ya nadie duda, la ingente aportación femenina en las filas republicanas, ellas, posiblemente las más interesadas, en frenar el avance de un sistema político represor para todos, pero en especial para ellas. No querían dejar ir, no querían que les arrebataran las ansiadas libertades que habían conseguido con la República y por eso empuñaron las armas y defendieron los frentes repúblicanos, y la República misma, con su propia vida.



-Campelo, Mariola: MANUELA BALLESTER Y GERDA TARO: MUJERES, ARTE Y POLÍTICA EN LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA. Trabajo fin de máster en Máster universitario en estudios feministas, Univ. Complutense. Madrid, 2013. --> PDF

-Arroyo Jiménez, Lorna Beatriz: GERDA TARO Y LOS ORÍGENES DEL FOTOPERIODISMO
MODERNO EN LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA. Fotocinema, rev. científica de cine y fotografía, E-ISSN 2172-0150 Nº 10 (2015).

¡¡¡No olvides compartirme!!!