HOLGAZÁN



No suelo meterme en materias filológicas, pero por petición popular, haré una excepción.

De dónde viene la palabra holgazán:
Etimológicamente y según la RAE, quizá del árabe hispánico kaslán, y éste, del árabe clásico kaslān, perezoso. 

Por otra parte existe también la posibilidad de una conjunción de las palabras castellanas holgar (estar una persona ociosa, sin obligaciones ni cosas que hacer, porque no tiene trabajo o porque ya lo ha concluido)  y del gallego lacazán (perezoso, agalbanado, aragán)

Cabe diferenciar entre 'holgazán' y 'ocioso'. Holgazán es la persona vagamunda, vaga, perezosa que no quiere trabajar. Ocioso es la que quiere pero está sin trabajar o hacer cosa alguna porque no tiene o no puede.

El holgazán nunca hizo nada; el ocioso trabaja cuando tiene trabajo: es la diferencia que confunde la sinonimia entre las dos palabras holgazán y ocioso. El que abandona los trabajos que le encomendaron, es un holgazán. El que deja de hacerlos por la sencilla razón de que no los tiene o ya los ha acabado, ése es/está ocioso. 
El holgazán es perezoso; el ocioso es infeliz. El holgazán se abandona. El ocioso se aburre.

Así, no es lo mismo estar ocioso que ser perezoso y holgazán.

Y como la mayoría del vocabulario castellano, comenzaría a usarse a partir de la Edad Media, época donde se fue forcando el castellano a partir del latín. Aunque no he encontrado las raíces latinas ni de de holgar ni de lacazán; así que es posible que éstas sean derivaciones del latín con los dialectos locales.

¿Queda satisfecha su curiosidad?

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA MISTERIOSA FIEBRE SUDOROSA

LA MUJER EN EL FUERO DE PLASENCIA

TERESA DÍEZ