MARIE BRIZARD


Una de las primeras mujeres empresarias de la historia


Seguramente todos hayamos echado mano alguna vez de un chupito de anisette Marie Brizard para la digestión, o simplemente endulzado con él un vasito de agua o un bizcocho. Teniendo la botella en casa, leyendo la etiqueta posterior de la misma, se lee que Marie Brizard fundó en 1755 en Burdeos esta fábrica de licores. Una mujer, siglo XVIII, Francia y fundar una fábrica no son ideas muy comunes en la historia de las mujeres, así que me puse a investigar, y descubro con asombro, que sí, que efectivamente fue ella la fundadora de esta empresa, y no la imagen de una empresa fundada por caballeros, que era lo normal.

Retrato de Marie Brizard con alambique 

Poco se sabe de la vida de esta mujer, solo que nació en Burdeos en torno a 1714 siendo la tercera de quince hermanos, hija de Pierre Brizard, carpintero de barriles y sabía destilar alcohol, y Jeanne Laborde. Y murió en la misma ciudad en 1801 a los 86 años de edad.

Existe una hermosa leyenda sobre ella, en la que se cuenta que era muy noble de corazón y por ello, en un momento de peste en la ciudad en cuyo puerto se agolparon numerosos enfermos venidos de las americas, cuidó a un marinero que llegó enfermo de un viaje a las Antillas. Para agradecerselo le contó el secreto de cómo preparar un licor que curaba y además era delicioso. Dicha receta contenía limón, café, coco, plátano, anís y amaretto. Este hecho debió ocurrir en 1750.

Y comenzó la bella Marie a preparar licores, en 1762 abrió un local donde vender sus licores, pero tenía mucha competencia y los hombres preferían ir a beber a locales regentados por hombres, como ella era una joven y bella mujer soltera, tuvo un comienzo más dificil, pues ésta no era un oficio digno para una señorita, pues su lugar estaba en casa guardando su reputación. Lejos de abandonar, pensó en la mejor solución para seguir adelante, y vió que ésta era la de poner un hombre en su negocio. Pero Marie no tenía ninguna intención de tomar esposo, así que decidió asociarse con su sobrino político Juan Bautista Roger. Así en 1755 ya estaba fundada en Burdeos, lugar de lo más idóneo por poseer puerto donde recibir las materias primas, la sociedad Marie Brizard y Roger, fabricantes del delicioso “anisete”.



Con la ayuda de su sobrino consiguió aumentar su clientela y gracias a otro familiar como el capitán Paul Alexander Brizard que realizó innumerables viajes a islas remotas como las Seychelles o el Caribe con la intención de recopilar hierbas aromáticas y cítricos que sumados al talento de Marie, fabricaron deliciosos licores.

No todo fue coser y cantar, tanto Marie como Roger debieron enfrentar una etapa difícil durante la Revolución y el Imperio, cuando por razones políticas un bloqueo impidió la normal llegada del azúcar. Debido a esto se dedicaron a elaborar otras recetas con ingredientes autóctonos como las cremas de fresa o cereza, que tuvieron gran aceptación.

Las recetas de Marie, nunca fueron patentadas, por lo que siempre quedaron al resguardo de la familia, generación tras generación. Tras la muerte de Baptiste, Marie siguió dirigiendo el negocio junto a la viuda de éste. Y así sus herederos fueron expandiendo la empresa haciendola más grande y ampliando la oferta de licores y bebidas.

De todos los licores y bebidas que tanto Marie como sus descendientes han creado, sin duda su "anisette" es el producto estrella, valorado no solo por su delicioso y fino sabor, sino también por sus propiedades digestivas.



Marie Brizard es sin lugar a dudas, una de las primeras y más importantes mujeres empresarias de su época. Quedando todavía en pie la casa que fue el primer local de la sociedad, la cual pretende ser una casa-museo que albergue la historia de Marie y la sociedad que ella misma creó.



Comentarios

Entradas populares de este blog

LA MISTERIOSA FIEBRE SUDOROSA

LA MUJER EN EL FUERO DE PLASENCIA

TERESA DÍEZ