MARGARET ROPER

Humanista y traductora de Erasmo.

Hija de Tomás Moro




Retrato de Margaret realizado por Hans Holbein


Margaret Roper (1505-1544) fue una escritora y traductora inglesa, una de las mujeres más sabias de la Inglaterra del siglo XVI. Era la hija de Tomás Moro y Jane Colt, que probablemente murió en el parto. Margaret, o "Meg", como su padre la llamaba, se casó con William Roper. 

Pero su vida estaría siempre muy unida a la de su padre, tanto familiar como intelectualmente.



Ya que tenían una estrechisima relación, su padre se dedicó con delicado esmero a la educación de sus hijos. Muestra de ello es la erudición de su hija mayor, que además era con la que mejor congeniaba.







Tanto es así que fue Margaret quien visitó mas frecuentemente a su padre mientras estuvo encerrado en la Torre de Londres tras su enfrentamiento con Enrique VIII a causa de su pretensión de salir de la Iglesia Católica para porder divorciarse de Catalina de Aragón y casarse con Ana Bolena que se antojaba protestante.

M. Se casó con William Roper en 1521 en Eltham, Kent. Tuvieron cinco hijos: Elizabeth (1523-1560), Margaret (1526-1588), Thomas (1533-1598), María (1572 d.) Y Anthony (1544-1597).

Después de que Tomás Moro fuera decapitado en 1535 por negarse a aceptar el Acta de Supremacía y la Ley de Sucesión (1534) de Enrique VIII de Inglaterra y jurar lealtad a Enrique como cabeza de la Iglesia inglesa, su cabeza fue exhibida en una pica en el puente de Londres durante un mes.
Tras este mes, Margaret sobornó al hombre que se ocuparía de tirar la cabeza al río, para que se la diera a ella. Conservó la cabeza de su padre en especias hasta su propia muerte a la edad de 39 en 1544, William Roper se hizo cargo de la cabeza, que se enterró con él.

William Roper produjo la primera biografía del estadista/mártir, pero su homenaje a su suegro no se recuerda como los esfuerzos de su esposa. En Sueño de las mujeres justas de Lord Tennyson, invoca a Margaret Roper "quien estrechó en su último trance la cabeza de su padre asesinado" como un modelo de lealtad y amor familiar.

El mérito de M. Roper reside en que fue la primera mujer no perteneciente a la familia real que publicó un libro que había traducido al Inglés. Esta fue una traducción de una obra latina Precatio Dominica de Erasmo, al igual que el Tratado sobre el Padrenuestro también de Erasmo. También escribió poemas, cosa que conocemos por su correspondencia; desgraciadamente muchos de estos se han perdido.

Para saber más de esta sabia erudita pincha aquí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA MISTERIOSA FIEBRE SUDOROSA

EL MATRIMONIO MEDIEVAL, A GRANDES RASGOS

LA MUJER EN EL FUERO DE PLASENCIA