ISABELLA COLBRAN

La mejor mezzosoprano y soprano dramático-coloratura de su tiempo y además COMPOSITORA


Grabado realizado por José Madrazo

También llamada Isabel Colbrand, nació en Madrid el 2 de febrero de 1785 y falleció en Bolonia el 7 de octubre de 1845.

Hija de Juan Colbrandt, músico de la Capilla Real de la corte española.

Fue considerada la mejor mezzosoprano y soprano dramático-coloratura de su tiempo, aparentemente era una soprano sfogato. Además fue también compositora de 4 volúmenes de canciones. Gioachino Rossini la consideró una de las mejores intérpretes de su obra.

Debutó en París en 1801 y en Milán en 1807. En 1811 fue contratada para el Teatro San Carlo de Nápoles por el agente Doménico Barbaja quien se convirtió en su amante. En la cúspide de su carrera entró en colaboración con Rossini quien compuso para ella el rol titular de Elisabetta, regina d'Inghilterra.

En 1815 la soprano abandonó a Barbaja para irse a vivir con Rossini. En una estrecha colaboración musical el compositor creó para ella el rol de Desdémona en Otello (1816), Lisetta en La Gazzetta (1816), Armida (1817), Elcia en Moises en Egipto (1818), Zoraide de Ricciardo e Zoraide (1818), el titular de Ermione (1819), Elena en La donna del Lago (1819), Anna en Maometto Secondo (1820), en 1821 I. Colbran dejó Nápoles y se fue a Londres con Rossini con quien se casó en 1822, y cuando volvieron a Venecia Rossini escribió para ella el titular de Zelmira (1822) y Semiramide (1823), que seria la última ópera que Rossini compuso para Italia y para Colbran.

Se mudaron luego a París. Durante este periodo tanto Colbran como Rossini jamás lograron encajar del todo y se constituyeron en un matrimonio lleno de desavenencias domésticas. En 1837 Isabella y Rossini dejaron París para vivir en Italia donde el compositor sufrió de neurastenia. I. Colbran murió finalmente en 1845 a los sesenta años de edad.

Era tía materna de Julia Espín y Colbrandt, quien fue uno de los amores platónicos de Gustavo Adolfo Bécquer. Incluso Stendhal admiró profundamente a Isabella.

La voz de la Colbran era bastante particular, elogiada por su gran potencia y unidad de registros, tenía la rara habilidad de cantar roles de diferente tessitura, de mezzosoprano grave a soprano aguda coloratura. Su registro vocal iba del sol3 al mi6.

En el año 2009 la mezzosoprano norteamericana Joyce diDonato grabó un recital en homenaje con las composiciones que Rossini le compuso.

Hablar de Isabella Colbran es hablar necesariamente de Rossini, pero a pesar de esto, ella tuvo tanlento y fuerza suficientes para brillar por si sola.

Tanto es así, que incluso llegó a componer canciones, de las cuales no he conseguido rastro. Mujer importantísima en el mundo de la opera del siglo XIX no solo como cantante, sino que además se atrevió con la composición, papel eminentemente masculino, mientras que las mujeres solo eran las musas o meras protagonistas de sus insignes obras. Pero Colbran se atrevió con más y compuso hasta 4 volúmenes de canciones.




Aquí os dejo un video de Anna Bonitatibus cantando la canzonetta Parto vi lascio addio de Isabella Colbran, que lo disfrutéis  ;)






Comentarios

Entradas populares de este blog

LA MISTERIOSA FIEBRE SUDOROSA

LA MUJER EN EL FUERO DE PLASENCIA

TERESA DÍEZ