GRANDES ACTIVISTAS POR LOS DERECHOS CIVILES EN EE.UU

Lucharon antes y durante Martin Luther King.



Ya conocemos en Los mensajes de Clío a tres de estas grandes activistas feministas y por los derechos civiles norteamericanos....




Sojourner Truth.
"¿Acaso no soy mujer?" en 1851.














Claudette Colvin
Con 15 años, y antes que Rosa Parks, se negó a ceder su asiento del bus a una pasajera blanca.





Rosa Parks
No quiso cederle su asiento del bus a un pasajero blanco.














Angela Davies
"Ser mujer, ser negra y ser comunista" ¡Vaya aberración!"
“La revolución es una cosa seria. Lo más serio en la vida de un revolucionario. Cuando uno se compromete, debe ser para toda la vida”.




Y ahora os presento a más grandes mujeres activistas por los derechos civiles que lucharon antes y junto a Martin Luther King.

Kathleen Cleaver Neal





Portavoz y secretaria de la prensa, también la responsable de organización de una campaña nacional para liberar a Huey Newton, el ministro de Defensa de los Panthers.

Ella y otras mujeres como Angela Davis, llegaron a ser los dos tercios de los cuadros de las panteras, a pesar de la idea de que el partido estaba formado en su mayoría por hombres.










Harriet Tubman (1822-1913)




Araminta Ross nació en Maryland, Nueva Inglaterra, siendo ya una esclava. Sus padres y sus ocho hermanos también lo eran. En 1844 se casó con un hombre libre del que tomó su apellido. Cinco años después, muerto su amo de entonces, escapó. Recorrió a pie 150 kilómetros hasta llegar a Pennsylvania, a través de una red clandestina de casas y caminos conocida como la Underground Railroad. Era la misma red que ella y otros activistas utilizarían durante años para ayudar a escapar hacia el norte a más de un centenar de esclavos. Como mujer libre, Harriet luchó en la Guerra Civil Americana del lado de los abolicionistas realizando misiones de rescate en las que liberó a centenares de esclavos utilizando la red antiesclavista conocida como ferrocarril subterráneo, y posteriormente ayudó a John Brown tras su toma del arsenal de Harpers Ferry.

En sus últimos días, aún tuvo tiempo de participar en el movimiento por el voto de la mujer.

“Tenía derecho a una de dos cosas, la libertad o la muerte; si no podía tener una tendría la otra”.


Lucy Parsons (1853-1942)



Lucy Parsons en 1920

Dijeron de ella que era “más peligrosa que mil manifestantes”. Y es que Lucy Parsons lo tenía todo para asustar al poder: era mujer, negra, sindicalista y anarquista. También se la recuerda como una poderosa oradora. Junto a su marido Albert Parsons fundaron el periódico The Alarm. La ejecución de él, acusado de haber conspirado en la famosa matanza de Haymarket, sólo la convenció para radicalizar aún más su discurso a favor de los derechos obreros. Participó en la fundación del sindicato Industrial Workers of the World y hasta su muerte fue arrestada muchas veces por dar discursos públicos o repartir literatura anarquista.

“Oh miseria, he bebido de tu copa de pena hasta los posos. Pero sigo siendo una rebelde”.


Maya Angelou (1928-2014)






La vida de Marguerite Annie Johnson fue un tumulto. En los 86 años que pisó la tierra le dio tiempo de ser poeta, cantante, bailarina, activista y actriz, publicar discos, escribir tres libros de ensayos, vivir en California, Nueva York, El Cairo o Accra y hacerse amiga íntima de Malcolm X, Martin Luther King y Oprah Winfrey. No nos extraña que acabara escribiendo hasta 7 autobiografías. En sus obras literarias trató temas como la desigualdad racial, la libertad,el amor, la identidad o la familia.

“Me encanta ver cómo una chica joven coge el mundo por las solapas. La vida es una perra. Tienes que salir ahí fuera y patearle bien el culo”.


Audre Lorde (1934-1992)




Se autoidentificaba como "guerrera, poeta, feminista, negra y lesbiana". Fue una escritora y activista multifacética. Escribe sus obras para personas que pertenecen a grupos marginados por el racismo, el sexismo o el capitalismo.

Creció en Harlem y trabajó de bibliotecaria. Madre de dos hijos, se divorció y empezó a escribir. Años después se enamoró de una mujer que sería su pareja el resto de su vida en una residencia para escritores de Mississippi de la que salió convertida en autora.

Su gran obra fue The Sister Outsider ( 'La hermana extranjera'), que es una recopilación de artículos en los que critica que las mujeres blancas "se empeñan en ignorar lo que las distingue": “Como mujeres, algunos de nuestros problemas son comunes, otros no. Vosotras, las blancas, temeis que al crecer vuestros hijos varones se sumen al patriarcado y testifiquen contra vosotras. Nosotras, en cambio, tememos que a los nuestros los saquen de un coche y les disparen a bocajarro en plena calle, mientras vosotras dais la espalda a las razones por las que están muriendo".

Explicaba que lo que separa a las mujeres blancas de las negras no son las diferencias, "es la resistencia a reconocer esas diferencias y enfrentarse a las distorsiones que resultan de ignorarlas y malinterpretarlas". Pero su obra no se reduce solo a eso, también es muy crítica con el sexismo practicado por los hombres negros.

"Las herramientas del amo nunca destruirán la casa del amo"

Bell Hooks (1952)





Es una escritora estadounidense, feminista y activista social. Sus escritos se centran sobre todo en concienciar de la interseccionalidad de la raza, el capitalismo y el género. Explica que los tres conceptos van unidos y que no se podrá acabar con uno sin acabar con el otro.

Hooks sufrió la segregación racial en las escuelas públicas cuando era pequeña y decidió dedicar su vida al feminismo, que para ella es un movimiento que no solo quiere acabar con la opresión sexista, también con la explotación de clase y la racial.

"Estar oprimido significa la ausencia de oportunidades"


Assata Shakur (1947)





Nació Joanne Chesimard, pero cuando se afilió al Black Panther Liberation Army cambió su nombre por el de Assata Olugbala Shakur. Ha sido una importante activista por los derechos humanos la mayor parte de su vida. En 1973 fue acusada del asesinato de un policía de Nueva Jersey y condenada a 26 años de prisión. Después de fugarse, acabó en Cuba donde reside desde 1984. En 2013 el FBI la situó en la lista de los terroristas más buscados y puso precio a su cabeza: 1 millón de dólares. Aunque ella ha reclamado infatigablemente su inocencia, y ya tiene 67 años, su condición legal actual es dudosa. Se declara “una esclava fugitiva del siglo XX”. Y sí, era medio tía del fallecido rapero Tupac Shakur.

“He declarado la guerra a los ricos que prosperan en nuestra pobreza, los políticos que nos mienten con una sonrisa en la cara, y todos los robots sin mente ni corazón que los protegen a ellos y a su propiedad”.


Una y otra vez, vemos que las mujeres son parte activa e importante en toda lucha, sea social o económica o de cualquier tipo, no podemos mirar a otro lado e ignorarlas. No es empeñarnos en reivindicarlas porque sí.
Ellas también se merecen su puesto en la historia como los demás hombres.


Fuentes: Los Mensajes de Clio y PlayGround

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA MISTERIOSA FIEBRE SUDOROSA

LA MUJER EN EL FUERO DE PLASENCIA

TERESA DÍEZ