POULLAIN DE LA BARRE


Escritor, filósofo cartesiano y FEMINISTA

París,1647-Ginebra,1725


Normalmente cuando hablamos de feministas en la historia, son siempre mujeres, benditas mujeres luchadoras, que lucharon por los derechos de las mujeres actuales, pero hubo un hombre que también fue garante y apostaba por la igualda entre los sexos.
Nació en el seno de una familia burguesa. Se formó desde niño para la carrera eclesiástica a que su padre lo había destinado. En 1663, con 16 años de edad, obtuvo el grado de maestría. Tres años después, en la Sorbona, alcanzó el grado de bachiller en teología e inició los de doctorado en Teología.

Participó en los debates intelectuales de su época, tanto los que se desarrollaban dentro de la Universidad como los que, por diversas razones, eran cuestiones excluidas de la Universidad, leídas y discutidas en las calles y los salones parisinos de la época, espacios de libertad y emancipatorios . Así fue como entró en contacto con las nuevas corrientes cartesianas y gasendistas, llegando a convertirse a la nueva filosofía, hasta el punto de abandonar sus estudios de doctorado.

Fue ordenado sacerdote católico pero en 1688 se convirtió al calvinismo siendo, por ello, repudiado por su familia. Fue perseguido y , después de la revocación del edicto de Nantes en 1685, tuvo que huir hecho que le valió no sólo el repudio familiar sino además el ser perseguido y finalmente tener que huir a Ginebra. Acogido como ciudadano en Suiza, allí se casó, tuvo dos hijos, y se dedicó hasta el fin de sus días a la enseñanza.

La cuestión de la libertad religiosa fue central en la vida de Poulain y marcó su trayectoria vital e intelectual. El otro gran tema, por influencia del preciosismo, fue la polémica sobre la naturaleza y situación de las mujeres.

En los salones literarios entra en contacto con el movimiento Preciosista y su querellas de las mujeres. Las aristócratas cultas cuestionaban la autoridad marital, pedían el acceso al mundo intelectual, a las Academias, apoyaban el desarrollo de la lengua francesa, etc. Promovieron la consolidación del francés como lengua moderna y viva frente a las lenguas muertas que excluían del saber, por no ser conocidas, a la mayoría de la población, especialmente la femenina.


El primer pensador en la Europa moderna que construye toda su filosofía social en un concepto universalista de igualdad


En la Genealogía del feminismo que sitúa en la Ilustración el origen teórico del Feminismo, se considera que la Primera ola del feminismo comienza con la obra de Poullain de la Barre De la igualdad de los dos sexos. En este libro la mujer pasa a ser, por primera vez, sujeto epistemológico. Este filósofo es la senda perdida entre Descartes y Rousseau.

Su discurso no es el memorial de agravios, tampoco es un discurso de la excelencia. Es un género de vindicación que se produce a partir del momento en el que las ideas del Barroco y las de la filosofía cartesiana, fundamentaron un concepto de igualdad válido contra el Antiguo Régimen y los privilegios de sangre que, sin embargo, excluía a las mujeres. Hasta que esa idea de igualdad no se predicó respecto del hombre no se pudo vindicar para la mujer.

Aplica los criterios de racionalidad a las relaciones entre los sexos y extiende el bons sens cartesiano a las mujeres. Anticipándose a las ideas principales de la Ilustración, critica especialmente el arraigo de los prejuicios y propugna el acceso al saber a las mujeres como remedio a la desigualdad y como parte del camino hacia el progreso y que responde a los intereses de la verdad.

Poullain vivió en la misma época y se formó en las mismas corrientes filosóficas que la de quienes, frente a la hermenéutica feminista, se dice que «sus opiniones sobre la mujer estaban condicionado por la situación de la mujer en su época, y era imposible percibir las cosas de otro modo.» Sin embargo, François Poullain de la Barre sí tuvo otra perspectiva:

Para Poullain, pues, el feminismo -avant la lettre- era un verdadero test de filosofía, de honestidad epistemológica y de autoexigencia ética y cultural.(Celia Amorós)


Luz Stella León Hernández: LA MIRADA FENOMENOLÓGICA DE POULAIN DE LA BARRE

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA MISTERIOSA FIEBRE SUDOROSA

EL MATRIMONIO MEDIEVAL, A GRANDES RASGOS

LA MUJER EN EL FUERO DE PLASENCIA